ODS9. Minsait resalta a la interoperabilidad como factor clave para transformar los modelos de salud | Corresponsables.com Ecuador
ISO 26000:
 Prácticas Justas de Operación
Grupos de interés:
 Grandes empresas
Sectores:
 Informática y Tecnología

ODS9. Minsait resalta a la interoperabilidad como factor clave para transformar los modelos de salud

La transformación digital del sector salud constituye un desafío de largo aliento para ayudar a reducir la brecha de salud entre los países.

30-07-2021

Minsait, una compañía de Indra, publicó “Libro Blanco de Interoperabilidad en Salud" durante el mes de julio, el cual resalta a la digitalización como un tema prioritario en el sector salud y recoge las claves de este modelo, cuya capacidad consiste en facilitar el intercambio de datos a través de diferentes sistemas de información, dispositivos o aplicaciones para conectarse y así garantizar la continuidad asistencial, personalizar la atención y realizar mejores diagnósticos y tratamientos.

La pandemia del COVID-19 ha evidenciado la necesidad de contar con un sistema de salud robusto y apoyado en las tecnologías como palanca clave para compartir información. Si bien esta crisis sanitaria ha sido un catalizador para el despliegue rápido de algunas herramientas tecnológicas en el sector, en el futuro próximo puede ser un punto de inflexión para avanzar en la transformación digital del sistema de salud.

En este ecosistema de digitalización, el dato se convierte en el centro y motor de la transformación, ya que ofrece información de valor a los distintos usuarios del sistema de salud, de forma inmediata y permanente y desde cualquier dispositivo y lugar.
Además, la interoperabilidad puede ayudar a impulsar la digitalización y actuar como un acelerador para la e-Salud al permitir la adopción de tecnologías como el Big Data o la Inteligencia Artificial; útiles para mejorar en diagnóstico avanzado, genómica o prevención de enfermedades. 

El avance de Latinoamérica hacia la interoperabilidad en salud

De acuerdo con el Libro Blanco de Minsait, el grado de avance de proyectos de interoperabilidad en salud en el mundo es desigual. En el caso de Latinoamérica, varios países continúan trabajando en la adopción de tecnologías emergentes para lograr la disponibilidad de datos fiables y protegidos que sirvan como evidencia para la toma de decisiones de salud, así como para la evaluación y monitoreo de políticas públicas en ese mismo ámbito.

En el marco del informe, Minsait aplicó encuestas a ocho países de la region para obtener una visión cercana y avanzada sobre la madurez de la interoperabilidad en los distintos entornos. En este espectro, Uruguay destaca con un mejor posicionamiento respecto al resto de países. Argentina, Colombia y Brasil se ubicaron en las siguientes posiciones, debido a los avances logrados con iniciativas concretas en un corto período de tiempo; Chile queda relegado al quinto puesto al no tener una consecución de sus iniciativas; Y, finalmente, Perú, Bolivia y México presentan problemas de redes de comunicación y con mucho camino aún por recorrer en materia de interoperabilidad.

De acuerdo con las conclusiones del libro, si bien existen avances en cuanto a la mejora de los sistemas de información para la salud, en gran parte de los países, la región todavía enfrenta retos que parten desde el acceso universal a los servicios de salud, hasta la prevención, detección y tratamiento de diferentes enfermedades, pero también agrega que la digitalización de la salud abre oportunidades para Latinoamérica, dado que la brecha existente entre los resultados de salud de los países más desarrollados y la región puede reducirse a través de la tecnología, facilitando la gestión más eficiente de su salud.