ODS9. Indra muestra cómo la tecnología puede transformar la experiencia de viajeros en el sistema de transporte público | Corresponsables.com Ecuador
ISO 26000:
 Participación Activa y Desarrollo de la Comunidad
Grupos de interés:
 Proveedores y Consultores
Sectores:
 Informática y Tecnología

ODS9. Indra muestra cómo la tecnología puede transformar la experiencia de viajeros en el sistema de transporte público

Indra ha desarrollado e implantado más de 2.500 proyectos en tecnologías vanguardistas para mejorar la experiencia del viajero en el transporte público, en más de 100 ciudades y más de 50 países.

27-04-2021

Indra, una de las principales empresas globales de tecnología y consultoría, continúa desarrollando tecnologías vanguardistas para mejorar la experiencia del viajero en transporte público. En esta ocasión, ha informado sobre la adjudicación de una licitación pública para avanzar con los primeros prototipos de sistemas de ticketing, diseñados en colaboración con Metro de Madrid para la Estación 4.0. Mediante este proyecto, las empresas buscan crear un entorno de transportes digitalizado e innovador. 

A través de las nuevas máquinas automáticas de venta de billetes y sistemas de control de accesos, los usuarios podrán obtener información e interactuar con las máquinas gracias a una usabilidad similar a la de un smartphone, validar su viaje, tanto con su tarjeta de transporte como a través del móvil o de la tarjeta de crédito en un futuro, para acceder al suburbano de una forma más sencilla, cómoda y ágil.

Este avance cambia el concepto tradicional de los equipos de venta automática de billetaje por uno más ambicioso y evolucionado. Este sistema cuenta con una estética más atractiva y digital que permite la emisión en gran formato de toda clase de información para el viajero: itinerarios, mapas de estación o tablas horarias. Además, puede ser utilizada como videowall, de forma que Metro de Madrid tiene la posibilidad de mejorar su interacción con el usuario, resolver dudas o dar avisos, a la vez que amplía su horizonte de negocio, potenciando la emisión de carruseles publicitarios, anuncios interactivos, entre otros.

Para las ciudades de Latinoamérica que avanzan hacia nuevos modelos de movilidad, como Ecuador, la aplicación de tecnología constituye un puntal importante. Aún más si se observa que este tipo de movilidad está pensado para grandes áreas metropolitanas en donde se mueven millones de usuarios, las 24 horas de día. Por tal razón, los nuevos sistemas tecnológicos son una oportunidad para aportar mayor eficiencia, seguridad e inmediatez, así también para resolver las implicancias sanitarias que generó el brote de la COVID-19.

Derribando barreras

Los sistemas de control de accesos que Indra desarrolla para la Estación 4.0. también suponen una gran innovación tecnológica, dado que tendrán total conectividad y contarán con un lector de tarjetas sin contacto que permitirá utilizar el móvil a través de la tecnología NFC, o incluso la tarjeta bancaria con contactless como soporte físico de viaje. 

Asimismo, los sistemas romperán con la estética tradicional de los equipos en Metro, pasando a unas líneas mucho más futuristas y vanguardistas, lo que reduce la sensación de barrera física y contribuye a mejorar la experiencia del usuario. Serán más estrechos y dejarán un mayor espacio de paso para una mayor comodidad y estarán adaptados para todo tipo de viajeros, mejorando la accesibilidad. También ofrecerán información en inglés para facilitar el acceso a los turistas.

Además, los equipos cuentan con materiales antivandálicos y al no existir los billetes en papel y magnéticos que necesitan ser reemplazados periódicamente, el mantenimiento de la tecnología será menos costoso y la operación del transporte también será sostenible y respetuosa con el medioambiente.

Estos beneficios para los usuarios se traducen asimismo en un mayor uso del transporte público, con la consiguiente mejora en la movilidad, la reducción de los atascos y de las emisiones contaminantes en las ciudades. En Madrid, el uso del transporte público permite reducir anualmente más de un millón de toneladas de CO2 e Indra contribuye a su uso con soluciones.