ODS4. La Fundación Motorola Solutions reafirma su compromiso con las comunidades en América Latina y el Caribe | Corresponsables.com Ecuador
ISO 26000:
 Participación Activa y Desarrollo de la Comunidad
Grupos de interés:
 Grandes empresas,  Tercer sector
Sectores:
 Mundo académico,  Telecomunicaciones

ODS4. La Fundación Motorola Solutions reafirma su compromiso con las comunidades en América Latina y el Caribe

En 2020, la Fundación Motorola Solutions apoyó 17 programas en América Latina y el Caribe para colaborar con la educación de tecnología e ingeniería y programación del personal de emergencias

18-12-2020



La Fundación Motorola Solutions, el brazo filantrópico de Motorola Solutions  reafirma su compromiso con América Latina y el Caribe brindando soporte a la educación de tecnología e ingeniería y programación, para personal de emergencias, incluso en plena pandemia de COVID-19. 

Durante su ciclo de subsidios 2020, la Fundación Motorola Solutions otorgó más de 17 subsidios a organizaciones benéficas en Argentina, Brasil, el Caribe, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador y México. Los subsidios beneficiarán a miles de estudiantes, maestros, personal de emergencias, familiares del personal de emergencias y más. 

Como parte de los programas para el personal de emergencias, la Fundación prioriza su financiamiento para respaldar el desarrollo de liderazgo, la capacitación de bienestar mental y becas educativas para el personal de emergencias y sus familias. Además, la Fundación apoya programas que atraen a estudiantes, maestros y poblaciones marginadas a capacitaciones de seguridad y carreras en seguridad pública. 

Miguel Ángel Arango, ex soldado del Ejército Nacional de Colombia y beneficiario de la organización benéfica Corporación Matamoros, caminó sobre un campo minado y se le tuvo que amputar una de sus piernas. Gracias al programa educativo de Colombia para oficiales militares con invalidez, dirigido por la Corporación Matamoros y respaldado por la Fundación Motorola Solutions, Miguel finalizó su educación secundaria y fue reconocido como el mejor estudiante de su clase.  

“Luego del accidente, tuve que retomar justo donde había dejado cuando me uní al ejército. Mi objetivo era ir a la escuela secundaria porque, al estar en una situación de invalidez y al no contar con un diploma de educación secundaria, me encontré con muchas puertas cerradas. Gracias al apoyo de la Fundación Motorola Solutions, pude graduarme, lo que me permitió comenzar la carrera de administración de empresas, con la cual espero poder construir un mejor futuro para mí y mi familia”.

Así como fue posible para Miguel Ángel, durante los últimos cinco años, el sueño de acceder a la educación se convirtió en realidad para 400 soldados con discapacidades en Colombia. En el Caribe, la búsqueda de educación superior también ha sido posible gracias a la financiación de la Fundación de un programa de becas escolares administrado por la Asociación de Comisionados de Policía del Caribe (ACCP) que ha ayudado a más de 120 niños de oficiales y personal de policía. “La Fundación Motorola Solutions tiene el compromiso de ofrecer al personal de emergencias que ha sido herido y a los hijos del personal de emergencias la posibilidad de continuar con su educación superior”, dijo Karem Perez, directora ejecutiva de la Fundación Motorola Solutions. “Nos enorgullece ayudarlos a lograr sus sueños y permitirles convertirse en futuros agentes de cambio en sus comunidades”.

Además de la programación para el personal de emergencias, la Fundación Motorola Solutions se asoció con organizaciones que implementan programas de educación de ingeniería y tecnología en la región, introduciendo principalmente a mujeres y estudiantes marginados a los campos de la robótica, ciencias de la computación y el pensamiento de diseño.

Kihara Chaves Uba, participante del proyecto de “Talleres STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) para Jóvenes y Programa de Capacitación Online en Robótica para Maestros de América Latina”, dirigido por la Fundación Omar Dengo en Costa Rica, comparte su experiencia: “Logré un producto único; diseñé el circuito eléctrico, lo inserté y programé para que los LEDs se encendieran y apagaran y cambien de color. Mi especialidad es ser Secretaria Bilingüe y siempre pensé que mi futuro estaría relacionado con los idiomas. Ahora, gracias a este programa, descubrí que la programación es un lenguaje que me interesa y me apasiona estoy evaluando incursionar en el campo de la ciberseguridad o TI”.

Además del apoyo de la Fundación a la educación de ingeniería y tecnología y personal de emergencias, la Fundación colaboró con los esfuerzos para ayudar con la pandemia de COVID-19 a través de Glasswing International con el objetivo de asistir al personal de emergencias. El subsidio está destinado a desarrollar un programa que tenga como objetivo proporcionar al personal de emergencias acceso a servicios de asistencia de salud mental en tanto responden a la pandemia de COVID-19 en México y Colombia.