ODS16. SONOS: Escuchar es esencial para la cultura humana, el progreso y la felicidad | Corresponsables.com Ecuador
ISO 26000:
 Participación Activa y Desarrollo de la Comunidad
Grupos de interés:
 Grandes empresas
Sectores:
 Informática y Tecnología

ODS16. SONOS: Escuchar es esencial para la cultura humana, el progreso y la felicidad

El estudio se realizó en más de 12,000 personas en 12 diferentes países
 

17-07-2020

Un estudio realizado recientemente por SONOS enmarca a la música y al buen sonido como protagonista del desarrollo de la felicidad y cultura humana. La encuesta englobó a más de doce mil miembros de una comunidad en línea de la marca, de edades entre los 21 y 50 años, provenientes de Estados Unidos, Canadá, México, Reino Unido, Francia, Alemania, Suecia, Dinamarca, Bélgica, Países Bajos, China y Australia.
 

Con base en la premisa de escuchar es esencial para la cultura humana, el progreso y la felicidad, las estadísticas fueron elegidas con base en su potencial para demostrar la narrativa central, provocar historias mediáticas o por ser hallazgos sorprendentes sobre la relación del ser humano con el acto de escuchar.
 
El estudio demuestra que escuchar tiene un poderoso efecto en nuestra disposición general. Escuchar esa canción favorita o podcast preferido puede hacer sentir más felices y relejadas y menos estresadas a las personas.
  

Felicidad 

 
El estudio demuestra que escuchar tiene un poderoso efecto en nuestra disposición general. Escuchar nuestra canción favorita o podcast preferido nos puede hacer sentir más felices y relejados y menos estresados.
 

Escuchar nos ayuda a sentirnos más felices.

¿Qué pensarías si alguien te dijera que escuchar algo puede hacerte doblemente feliz sobre tu estado de ánimo actual? Tal vez solo necesitas escuchar tu canción favorita. En promedio, 1 de cada 5 personas dice sentirse ‘muy feliz’, pero, al escuchar su canción favorita, esa cifra se incrementa a más del doble, de 18% a un 42%.
 
La música tiene el poder de provocar más que una sonrisa. Puede llegar en un nivel emocional – a veces cuando menos lo esperamos. Más de la mitad de los encuestados (54%) dicen que la música los ha hecho reír o llorar inesperadamente.
 
Es lógico, entonces, que los verdaderos audiófilos no suelan desistir en su hábito musical tan fácilmente. Más personas que dicen escuchar más de 3 horas de música al día (>21 horas a la semana), declaran que les sería más difícil abandonar la música que el sexo (29%), la televisión (13%), el ejercicio (13%) o los dulces (10%).
 

Escuchar reduce el estrés.

La música también puede aliviar el estrés – algo que todos necesitamos de vez en cuando. Al pensar en el panorama general de nuestras vidas, tan solo un 5% de las personas dice sentirse completamente libres de estrés. Al escuchar su canción favorita, el 74% se sienten menos estresados, mientras que 41% no sienten nada de estrés.
 
Pero no es solo la música. 2 de cada 5 encuestados dicen que escuchar un podcast los hace sentirse más relajados. La próxima vez que necesites relajarte, intenta con un podcast de comedia. La mayoría de sus espectadores (55%) encuentran un gran alivio al estrés en ese género.
 

Progreso

Escuchar nos convierte en las mejores versiones de nosotros mismos. Nos puede ayudar a pensar de forma creativa y superar obstáculos. Puede volvernos más productivos y lograr que nuestro trabajo sea más placentero. También nos permite concentrarnos en nuestra salud física y bienestar general.
 
Escuchar nos vuelve más inteligentes y creativos.

En nuestro interminable viaje hacia adelante, ocasionalmente nos topamos con retos que parecen insuperables. En esos momentos difíciles, 7 de cada 10 personas acuden a la música como una fuente de inspiración que les dé nuevas ideas. Los resultados hablan por sí mismos. 76% de los encuestados afirma que la música los inspira para producir un mejor trabajo.
 
Los podcasts también pueden elevar nuestra inteligencia. 59% sienten que han aprendido tanto de los podcasts que del bachillerato – una afirmación común entre aficionados de podcasts relacionados con educación y tecnología.
  

Escuchar nos ayuda a lograr más en el trabajo.

No es inusual tener una relación de amor-odio con tu trabajo. Para los empleados, el estrés del trabajo es más común (55%) que las preocupaciones relacionadas con dinero o finanzas (48%), familia y relaciones personales (39%) e incluso su propia salud física (28%).
 
La música es clave para ser más positivos y productivos en el trabajo. Dos de cada tres escuchas dicen que la música los pone de buen humor en el trabajo y, cuando tienen la opción de elegir, la música les permite ser más eficientes y productivos que tomar café por un amplio margen (2:1). ¿Qué tan productivos? 4 de cada 10 trabajadores revelan que su productividad aumenta un 50% o más al escuchar música; la mitad de ellos aseguran que no serían tan exitosos sin el ingrediente secreto de la música en el trabajo.
  

Escuchar nos ayuda a ser más saludables.

Escuchar nos permite alcanzar nuestras metas personales en términos de salud. 62% acreditan su buen desempeño físico a la música. La mayoría de las personas que se ejercitan regularmente dicen que escuchar música les permite exigirse más (55%), ejercitarse más tiempo (52%) y aumentar la intensidad de sus rutinas (51%). No por nada 3 de cada 4 aseguran que la música ha tenido un mayor impacto en su acondicionamiento físico que cualquier suplemento alimenticio.
 
Y aunque llega a ser difícil dar prioridad a la salud personal, la música también puede ayudarnos a cuidar mejor de nosotros mismos. 68% dice que la música suele motivarlos cuando piensan en saltarse un entrenamiento. La música también les da más seguridad frente a otras personas dentro del gimnasio (61%) y los inspira a conseguir mayores logros en cuanto a su propia salud y estado físico (72%).
 
Más mujeres que hombres aseguran disfrutar más su tiempo en el gimnasio con música (64% vs 54%), sentirse más motivadas para arrancar sus rutinas (40% vs 34%) y mantenerse enérgicas entre ejercicios (46% vs 39%).
 
 

Cultura humana

 
Se dice que los ojos son la ventana hacia el alma, pero la realidad es que lo que escuchamos puede decir más de nosotros que lo que vemos. El gusto musical de una persona nos dice más de ellos que los tatuajes en su cuerpo. Nueva música o podcasts pueden hacernos descubrir nuevas culturas y mundos desconocidos.
 
Escuchar nos revela mucho sobre cada individuo

Lo que una persona escucha puede decirnos mucho sobre su personalidad. Los encuestados revelaron que el gusto musical de una persona dice más que sus tatuajes (76% vs 24%) o su postura política (58% vs 42%). La mitad de los jóvenes aseguran que las preferencias musicales pueden cambiar su percepción de un político en particular.
 
Saber lo que una persona escucha puede, también, desarrollar una conexión con ella. 76% siente una conexión instantánea con aquellos que gustan de la misma música, mientras que el 70% de los encuestados revelan que un buen gusto musical vuelve a una persona más atractiva. ¿Quieres romper el hielo? 74% adora cuando alguien elogia su gusto musical.
 


Escuchar nos conecta con otras culturas.

Escuchar puede conectarnos con otras culturas. Los podcasts han hecho que audiencias alrededor del mundo quieran viajar a nuevos lugares (38%) y aprender de otras culturas (37%). Al explorar estos destinos, la música ha ayudado a las personas a mezclarse con culturas foráneas (78%) y hacer sentir más seguros a los viajeros (75%).
  

Conexiones humanas 

 
Escuchar puede intensificar nuestros momentos íntimos.

La mayoría concuerda en que la música adecuada puede mejorar considerablemente el sexo (59%) y volverlos más arriesgados en la cama (56%). Sin embargo, tan sólo 1 de cada 5 personas tiene una lista de reproducción especial para el sexo.
 
¿Quieres asegurarte de tener siempre la música adecuada para el momento, pero no quieres detener lo que haces para manipular una aplicación? Pide un poco de ayuda de tu asistente por voz favorito. La gente que suele utilizar un asistente por voz es 45% más propensa a adelantar una canción durante el sexo (16% vs 11%).
 
Escuchar puede mejorar nuestras experiencias sociales.
La música puede unirnos física y emocionalmente. 2 de cada 3 personas dicen que la música los alienta a asistir a más eventos sociales y sentirse más cercanos a aquellos a su alrededor.
 

 
Escuchar puede conectar hogares, familias y generaciones.
69% de los padres dicen que la música los ha ayudado a conectarse con su familia, mientras que el 75% asegura que la música puede aliviar ciertas tensiones en el hogar. Pero existen otras posibilidades. La mayoría de los padres (80%) esperan que sus hijos disfruten la misma música que ellos, aunque sólo dos de cada tres declaran escuchar la música a la que sus padres los expusieron (65%).
 ​

 
Escuchar puede mejorar los espacios compartidos.
La música define nuestros alrededores, tanto en casa como en espacios públicos. Son más los que dicen que la música posee un mayor impacto en su comodidad o incomodidad dentro de un lugar (45%) que la iluminación (24%), el aroma (18%) o la decoración (14%). Al salir, el sentido del oído supera al gusto y el sabor de un buen cóctel para el 76% de los encuestados quienes prefieren ir a un sitio con música agradable que a uno con buenos tragos (24%).