ODS13. IBM se une a Consorcio de Clima y Sostenibilidad del MIT, como parte de una iniciativa más amplia por el Futuro del Clima | Corresponsables.com Ecuador
ISO 26000:
 Medio Ambiente,  Prácticas Justas de Operación
Grupos de interés:
 Grandes empresas
Sectores:
 Informática y Tecnología

ODS13. IBM se une a Consorcio de Clima y Sostenibilidad del MIT, como parte de una iniciativa más amplia por el Futuro del Clima

Las plataformas de IA climáticamente inteligentes son esenciales para permitir la rendición de cuentas del carbono y la resiliencia empresarial.

03-02-2021

IBM y una docena de empresas, incluidas Apple, Boeing, Cargill, Dow, PepsiCo y Verizon, se convirtieron en los miembros inaugurales del Consorcio de Clima y Sostenibilidad del MIT (MCSC). Su misión es acelerar la implementación, a gran escala y en el mundo real, de soluciones para abordar la amenaza del cambio climático.
 
La participación de IBM como miembro del Consorcio es otro hito en su compromiso de liderar con soluciones que mitiguen y se adapten al cambio climático. Por más de tres décadas IBM ha trabajado en favor de  la sostenibilidad ambiental, en la década de 1990 presentó de manera  voluntaria los informes ambientales corporativos en 2015  apoyó el  Acuerdo de París y recientemente se afilió al Climate Leadership Council.
 
El año pasado, IBM Research lanzó una nueva iniciativa global llamada “Futuro del Clima”, con investigadores de  laboratorios en todo el mundo abocados a desarrollar y demostrar innovaciones para permitir una nube híbrida sostenible, plataformas de IA climáticamente inteligentes y el descubrimiento acelerado de materiales para la captura de carbono.
 
 IBM Research está innovando en tecnologías que posibilitan la colocación coordinada de contenedores para mejorar la eficiencia energética y la programación dinámica basada en la disponibilidad de energía renovable. En 2020, IBM recibió 3.000 patentes solo en el área de la nube, lo que marca nuestro 28° año de liderazgo en patentes.
 
Las plataformas de IA climáticamente inteligentes son esenciales para permitir la rendición de cuentas del carbono y la resiliencia empresarial. A medida que los eventos climáticos extremos se vuelven más frecuentes y severos, las empresas deben comprender los riesgos, anticipar los impactos y perfeccionar las operaciones. Las plataformas impulsadas por IA para la contabilidad de la huella de carbono y la optimización de la cadena de suministro consciente del clima requieren innovaciones para el modelado y la predicción precisa del impacto. Por ejemplo, consultas sofisticadas de datos geoespaciales masivos revelan el impacto social y ambiental de la pandemia COVID-19, al mostrar la caída significativa en las emisiones de gases de efecto invernadero como resultado de los cierres regionales en la primavera del hemisferio norte de 2020. La IA basada en la física ahora permite construir modelos de inteligencia artificial que aprendan las leyes físicas de un sistema para aplicarse directamente al clima. En un trabajo reciente, IBM ha demostrado que la integración de la física con modelos de redes neuronales puede generar modelos robustos y explicables que contribuyen a anticipar y reducir los impactos climáticos. También entrena modelos de IA con datos simulados basados​​en la física para generar instantáneas de alta fidelidad del sistema climático y construir un modelo IA sustituto de un sistema dinámico complejo, en esencia, aproximaciones rápidas y precisas de simuladores computacionalmente intensivos.
 
Otro desafío apremiante es diseñar materiales que capturen dióxido de carbono (CO2) en su fuente de emisión, ya que las continuas emisiones de gases de efecto invernadero exacerban el cambio climático. En promedio, se necesitan al menos diez años para descubrir un nuevo material y llevarlo al mercado, pero simplemente no se puede esperar una década a que surjan nuevos materiales para la captura de carbono para hacer frente a la crisis climática. Afortunadamente, ahora se puede combinar inteligencia artificial, computación cuántica y nube híbrida para acelerar el descubrimiento. Al aplicar la búsqueda profunda, la simulación enriquecida con IA y cuántica, los modelos generativos y los laboratorios autónomos basados​​en inteligencia artificial​​en la nube, estamos potenciando el método científico para acelerar el descubrimiento de nuevos materiales, incluso polímeros complejos y materiales para la captura y separación de CO2. En solo unos pocos meses, el equipo ya ha sintetizado un prototipo de membrana para la captura de CO2 de los gases de combustión.