Aragón, una región de pioneros, algo aventureros, en RSE | Corresponsables.com Ecuador

Error message

User warning: The following module is missing from the file system: poll. For information about how to fix this, see the documentation page. in _drupal_trigger_error_with_delayed_logging() (line 1156 of /home/adcorr/public_html/includes/bootstrap.inc).

Aragón, una región de pioneros, algo aventureros, en RSE

La Facultad de Economía y Empresa de la Universidad de Zaragoza acogió el Desayuno Corresponsables Aragón

07-10-2012
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker

Desde 1999 en Aragón y Zaragoza se ha impulsado la RSE desde diferentes ámbitos

Pablo Martín (@pablomartin78) / Marta Cabestrero

 

Zaragoza se ha asentado como un referente en el mundo de la Responsabilidad Social y Sostenibilidad de España con el Congreso Nacional de RSE, que la pasada primavera celebró su tercera edición. En su Comité Científico, que preside Víctor Alcalde, director de Prevención de General Motors España, están representados gran parte de los dinamizadores de la RSE en Aragón. Algunos de ellos participaron en el desayuno.


El director general de la Pyme del Gobierno de Aragón, Javier Navarro, recordó que “el Gobierno regional fue la primera Administración Pública que puso en marcha acciones de RSE en 2002, después que en 2001 la Comisión Europea presentase el Libro Blanco, que incorporaba las primeras directrices en materia de desarrollo sostenible”.
Navarro explicó que esta promoción de la RSE “estaba destinada, principalmente, a las pymes, que son las que pueden sacar mayor rentabilidad a la RSE, lo que no quiere decir que no ayudemos a las grandes empresas, que sirven de elemento tractor”.


“Desde el Gobierno apoyamos dinamización de la RSE, con el propósito de que se conozca, valore y se reconozca. Damos difusión al concepto, ayudas económicas, incentivamos su incorporación siempre cuando sean normas de reconocido prestigio y la asunción de códigos de conducta, así como en la colaboración de estudios. Además, tenemos el Premio de RSE de la Comunidad Autónoma, que empezó como anual y ahora es bianual”, comentó el director general de la Pyme, quien indicó que unas 365 empresas de la región estaban gestionándose según criterios de desarrollo sostenible y que “el Gobierno no tiene una cantidad asignada para la promoción de la RSE como tal, pero que suele apoyar todas las iniciativas que se le presentaban”.


Juan Royo, miembro de AECA y fundador de www.culturarsc.com, ahondó en el carácter “pionero” de Aragón como referente en RSE. Recordó que en 1999 se creó el primer fondo de ISR en 1999 de España –Renta4 Ecofondo Fim- impulsado por la Fundación Ecología y Desarrollo (Ecodes), por Ramón Pueyo, director del Área de Cambio Climático de KPMG, por entonces en Ecodes, y con el apoyo de José Ángel Rupérez, responsable Medio Ambiente, Salud y Seguridad en BSH Electrodomésticos, y José Mariano Moneva, Catedrático de Universidad del Departamento de Contabilidad y Finanzas de la Universidad de Zaragoza.


Royo apuntó también que “el Congreso Nacional de RSE se ha convertido en una cita anual de la RSE, entre otras cosas, porque se le ha dado el cariño que necesita la RSE, para que haya networking y que cada vez venga más gente que no tenga ni idea de la RSC”. El fundador de CulturaRSC, pusó en valor el hecho de que la pyme de construcción Javierre, dirigida por Antonio Javierre, que también participó en el desayuno, “haya sido un ejemplo de cómo las pymes pueden integrar la RSC en su día a día”. O Roberto Martínez, “que es zaragozano y presidente de la Fundación Más Familia”.


José Mariano Moneva compartió esta idea con Juan Royo: “Creo que somos una tierra pioneros porque el Gobierno de Aragón es pionero con las ayudas. La Fundación Ecología y Desarrollo es un referente nacional e internacional. José Ángel Rupérez era de los que más sabía sobre la gestión del medio ambiente y la sostenibilidad, no en Aragón, sino en España. O porque Ramón Pueyo y yo pensamos en 2001 en crear la Comisión de RSE de AECA”.


Pilar Labrador, miembro de la Junta de Gobierno del Colegio Oficial de Economistas de Aragón y responsable del Área de RSE, tampoco dudó en afirmar que “Aragón es pionera en temas de RSE y me enorgullece como trabajadora en excedencia del Gobierno de Aragón, porque si hacemos un sumatorio de esfuerzos todas las organizaciones el resultado es más que positivo, aunque es verdad que queda mucho por hacer para seguir divulgando el concepto de RSE”. Así, desde el Colegio de Economistas de Aragón se está haciendo hincapié en la educación financiera o en la difusión de la cultura de la RSE en cursos, jornadas o con un ciclo de cine de Economía y RSE.


La directora de RSC de Bantierra, Jana Catalán, dando datos sobre la solvencia de las empresas aragonesas que trabajan con la entidad, afirmó que “la pyme no es consciente del concepto de la RSE a pesar de que sí que lo está adoptando, porque desde la caja vemos que los empresarios de Aragón tienen los pies en su sitio, no se endeudan más de lo que necesitan, lo que genera en el largo plazo un tejido empresarial más viable, sostenible y competitivo”. Idea trasladada también por Juan Pablo Campos, del departamento de Comunicación Interna de Ibercaja: “Hemos empezado a solicitar a los proveedores con los que facturamos más de 60.000 euros que firmen una carta de principios por el desarrollo sostenible, por lo menos a que firmen el Pacto Mundial, y muchos ya eran firmantes del Pacto Mundial, por lo que se puede deducir que cierta sensibilidad por la RSE sí que tienen. La intención es bajar esa cota de 60.000 euros y llegar a más proveedores”.


Javier Navarro compartió esta idea de pionero: “Si ser pionero significa ser una persona con un espíritu de progreso, que quiere ser audaz, hacer las cosas bien e ir más allá de lo que normalmente se hace, los aragoneses, por norma general, somos así, pero lo que no somos, es ser aventureros porque sí. Uno de los motivos por los que Aragón se ha avanzado más deprisa en este concepto es porque muchos hacían RSE, pero sin marca. La cultura de los empresarios aragoneses encarnaba el respeto a la naturaleza, a los trabajadores como parte fundamental de la empresa y de que el beneficio no lo es todo”.


Antonio Javierre, consejero delegado de Javierre y nuevo secretario general de la Red Española de Pacto Mundial, prefirió “no lanzar las campanas al vuelo”: “Es verdad que Aragón ha ido por delante de otras regiones en materia de RSE, pero a nivel de empresa creo que no estamos en una situación tan boyante, porque si solo hay 365 empresas involucradas en RSE y en Aragón hay 80.000 empresas el porcentaje es muy reducido y tenemos que seguir difundiendo el desarrollo sostenible. Por poner un ejemplo, en Monzón (Huesca), donde está ubicada mi empresa, me he encontrado con negativas al impulso de la RSE y creo que no hay una conciencia clara, ni una voluntad por su difusión y aplicación en general. Para muchas empresas la RSE no es prioritario y tenemos que trabajar para que lo sea”.

 

BUENAS PRÁCTICAS


El responsable de Medio Ambiente, Salud y Seguridad en BSH Electrodomésticos, José Ángel Rupérez, comentó que la RSE de la multinacional de electrodomésticos “se gestiona con una mentalidad global, atendiendo a las necesidades locales” y añadió que el primer Premio del Gobierno de Alemania en materia de Sostenibilidad RSE se lo dio a BSH, en su primera edición de 2008. Para Rupérez “la Sostenibilidad tiene que generar valor compartido y asentarse en la relevancia para el negocio, la transparencia y en generar confianza para ganar credibilidad con la sociedad”. BSH está preparando un Plan Estratégico en Sostenibilidad que integrará todas las áreas de negocio, todos los códigos de conducta y las políticas existentes, con validez para cuatro años.


La directora del Departamento de Organización y Procesos de Inycom, Rocío Álvarez, explicó que esta empresa tecnológica “cumple con la vertiente económica de la RSE reinvirtiendo los beneficios; medioambientalmente con la ISO 14000 y diseñando productos sostenibles y respetuosos con el medio ambiente; laboralmente con una gestión en la que prima la igualdad y con la sociedad en la formación con universidades y centros de formación, como la Cátedra Inycom”. 


Bárbara Marqués, gerente de la Fundación San Ezequiel Moreno, hizo hincapié en la necesidad de colaboración entre empresas y ONG. “Esta fundación de origen empresarial surgió en 2001 con el propósito de dar respuesta a las demandas detectadas en el entorno laboral por un grupo de empresas comprometidas socialmente, para responder a las necesidades sociales, formativas y laborales que aparecen entre trabajadores de diferente origen cultural y empresarios”. Marqués reconoció que “tratamos de que las empresas y ONG hablen el mismo idioma y trabajamos mucho en cooperación al desarrollo para que la empresa se internacionalice de manera responsable en países en vías de desarrollo y valoren la aportación de la diversidad a las plantillas multiculturales, con el apoyo de las ONG”.
 

Ricardo Pereda, presidente de Dircom Aragón y dircom de la Cámara de Comercio de Zaragoza, hizo un repaso al papel de la Asociación de Directivos de Comunicación en el fomento de la RSE en España y Aragón, y consideró que “la ética y la RSE son atributos fundamentales en la gestión de la empresa y en la visión que la sociedad tienen de ellas y quien no lo quiera entender así, se quedará fuera”.


Por su parte, Javier Pérez, técnico de RRHH, Calidad y Medio Ambiente del Hospital San Juan de Dios de Zaragoza, apuntó que “estamos trabajando en sistematizar todas las actividades y prácticas del hospital que tienen clara incidencia en RSE. Hace dos años hicimos un análisis de lo que se estaba haciendo en el hospital para dar solución a las problemáticas del día a día y lo estamos haciendo en base a criterios de sostenibilidad, de cubrir las necesidades de nuestros pacientes y su familia, así como las necesidades del Sistema de Salud público, haciendo hincapié en las necesidades de los más desfavorecidos”.

 

RETOS


Para Javier Navarro, uno de los retos de la RSE es que “llegase a sustituir muchas de las legislaciones actuales, porque cuando una empresa trabaja por encima de lo que exige la ley se les puede eximir de ciertos cumplimientos reglamentarios”.


José Ángel Rupérez consideró que “la comunicación de la RSE tiene que ser ética y transparente”, a la vez que apuntó que “el mayor reto en España es que al salir de la crisis se salga con el menor número de bajas y se pueda mantener el mayor número de empleos”. Idea compartida por José Mariano Moneva: “Hay que apostar por la transparencia para generar confianza real y que proporcione una salida lo más sostenible a la crisis”.
“La RSE tiene que generar confianza a los ciudadanos y que cada uno de nosotros podamos confiar en nuestro entorno”, afirmó Jana Catalán. Mientras que Javier Pérez Sans confía en que “en la fase de diseño de negocio, producto o servicio se tuviesen en cuenta las prácticas de RSE”.


Vanessa Carabante, dircom de Inycom, indicó como reto que “se identifique la RSE como una seña de identidad de las organizaciones, además de comunicar el concepto de la RSE a la sociedad”. Ricardo Pereda ahondó en que “la ética y la transparencia cada vez van a tener mayor protagonismo” y resaltó “la importancia que está teniendo el voluntariado corporativo y el voluntariado, en general, para hacer una sociedad mejor”.


Antonio Javierre insistió en la idea de que “no podemos tirar cohetes, porque estamos en los inicios de la RSE y tenemos que seguir trabajando en ella”. Juan Pablo Campos resaltó que “hay que romper con la idea de que la RSC es cara” y Pilar Labrador en que “todos desde nuestros trabajos tenemos que comportarnos de acuerdo a unos valores y principios, de acuerdo a ética, que no estética, y que las empresas no pueden mirar solo los resultados económicos sino también los aspectos medioambientales, sociales y laborales”.


A Bárbara Maarqués le gustaría que se fuese “hacia una nueva cultura de participación social, en la que la sociedad en sí misma se crea parte de su sociedad y corresponsable de lo que le pasa en su entorno”.
Para concluir, Juan Royo resaltó dos palabras: “Coherencia para saber qué sociedad queremos todos y confianza”.