“Nuestros más grandes alcances los hemos logrado bajo las alianzas públicos – privadas” | Corresponsables.com Ecuador

“Nuestros más grandes alcances los hemos logrado bajo las alianzas públicos – privadas”

17-11-2015
Paola Quezada, coordinadora de Proyectos de Fundación E.dúcate
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker

¿Cuáles son los principales objetivos de la Fundación?

E.dúcate se basa en tres ejes principales: Aprendizaje, Innovación y Superación, lo que da como premisa a su principal objetivo que es apoyar el desarrollo del talento humano a través de la investigación, diseño e implementación de proyectos y la aplicación de las tecnologías de la información y comunicación, como herramientas para mejorar la calidad de los servicios sociales y en particular de la educación.

 

 

Recientemente la organización ha celebrado sus 13 años de vida institucional. ¿Cómo fue la evolución de la Fundación Edúcate en este tiempo?

Al inicio de sus actividades Fundación E.dúcate comenzó con dos colaboradores, en la actualidad suman 35. De igual manera como creció la cantidad de integrantes en la organización crecieron sus proyectos, que no solamente han tenido trascendencia a nivel local, sino también a nivel nacional; siempre apuntalando a la modernización de la educación, produciendo programas de alto impacto con integración de tecnología.

 

En la actualidad E.dúcate es una ONG de presencia internacional, ya que debido a las buenas practicas realizadas y a los excelentes resultados se fundó una par en Uruguay; y a nivel nacional es una de las organizaciones con mayor experiencia en la ejecución de proyectos de personalización del aprendizaje y uso de las tecnologías de la información para fortalecer el talento humano y a nivel local es una de las pioneras en contribuir a la disminución de la brecha digital así como en convertir a Guayaquil en una ciudad digital.

 

 

¿Cuáles son algunos de los proyectos más destacados de la Fundación?

Dos de los proyectos más destacados que ha ejecutado E.dúcate son Más Tecnología, Educación de Calidad para Guayaquil y Jóvenes productivos. El primero surgió en 2005 como una iniciativa para contribuir a la reducción de la brecha digital de los estudiantes en la ciudad de Guayaquil y hasta la presente fecha se han instalado 489 laboratorios de computación en escuelas fiscales urbanas; 127 colegios fiscales, 13 escuelas rurales fiscales y 450 escuelas particulares populares. La tarea se ha reforzado en sus distintas fases gracias al compromiso de los ejecutores y de toda la comunidad educativa; por lo que se ha podido ampliar el campo de acción a instituciones rurales, centros artesanales y organizaciones de atención a personas con discapacidad; beneficiando a alrededor de 400.000 estudiantes.

 

Respecto a Jóvenes Productivos, es un proyecto de capacitación a jóvenes entre 17 y 29 años, en competencias turísticas y de comercio, buscando así mejorar las competencias de empleabilidad de los jóvenes ecuatorianos de escasos recursos, para incrementar su participación en el mercado laboral. Así también se mejoró la intermediación laboral acercando de manera eficiente la demanda a la oferta de empleo. El proyecto tuvo distintas fases de aplicación y la participación de distintos cooperantes, en el piloto se buscó crear estrategias de superación de la pobreza en la población joven del Cantón Guayaquil, aumentando sus posibilidades de trabajo y disminuyendo el nivel de desempleo en los mismos. Tuvo como alcance la realización de 23 cursos de los que participaron 504 jóvenes. Al final del proyecto el 38% de los participantes tenían trabajo, de los cuales el 64% lo asoció con la pasantía realizada en el programa.

 

En una segunda fase de escalamiento del proyecto anterior, Jóvenes Productivos Entra21 fue un proyecto creado en alianza con International Youth Foundation con el objetivo el capacitar a jóvenes en situación de desventaja de Ecuador para mejorar sus posibilidades de acceso al mercado laboral. El proyecto convocó a jóvenes de las ciudades de Quito y Guayaquil, de 17 a 29 años; desertores del sistema escolar y que querían incorporarse a un proceso de capacitación de cuatro meses, en dónde tuvieron la oportunidad de adquirir una competencia laboral turística y desarrollar destrezas que los ayudó para mejorar sus perspectivas profesionales y laborales.

 

El segundo componente del proyecto consistió en un proceso de intermediación laboral mediante el cual los jóvenes capacitados se incorporaron exitosamente al mercado laboral. En Ecuador, se logró que 487 jóvenes en Guayaquil y 112 en Quito se capaciten de manera totalmente gratuita. El 55% de los jóvenes que terminaron el proceso encontraron un trabajo y el 95% de las empresas que han acogido a jóvenes en convenio de aprendizaje o para trabajo califican de muy satisfactorio el desempeño de los jóvenes. En el año 2011 el Ministerio de Coordinación de la Producción, Empleo y Competitividad (MCPEC) decide institucionalizar el proyecto a nivel nacional.

 

 

¿Cómo pueden las tecnologías de la información fortalecer el talento humano?

Nuestra experiencia en la capacitación técnica y profesional de niños, jóvenes y adultos utilizando las tecnologías de la información y comunicación nos ha dejado experiencias exitosas; uno de los resultados más visibles ha sido el

incremento de la empleabilidad juvenil, donde se combinó la capacitación, la tecnología, la experiencia en el trabajo, motivación y certificación.

 

Otro aspecto es sin lugar a dudas lo que ha ido ocurriendo dentro de cada una de las comunidades educativas, donde se evidenció un rompimiento de paradigmas; las cuales iban, en el caso de los docentes y dirigentes, desde intentar continuar impartiendo las clases de una manera retrógrada hasta ver a las computadoras, en vez de un apoyo, como un enemigo potencial con el cual se los pretendía sustituir.

 

En el caso de los padres de familia y la comunidad aledaña a los centros educativos, al igual que los alumnos de estas instituciones, lograron acceder a una herramienta de cambio, que antes del proyecto Más Tecnología, sólo se la avizoraba como un anhelo inalcanzable; toda la comunidad externa a las instituciones fueron incluidas dentro de este proceso.

 

Esto evidencia cambios de aptitudes y actitudes dentro de toda una comunidad, obteniendo así resultados organizados, de trascendencia aplicables a la vida diaria. Las comunidades conocen y pueden palpar que existen otras iniciativas, otras estrategias de superación; inclusive la realidad se demuestra que existe un número considerable de familias que hoy cuentan con un computador en casa y se encuentran preparados para enfrentar los retos que demanda la presente sociedad.

 

 

Ustedes han desarrollado la plataforma educativa APCI. ¿En qué consiste?

APCI permite la personalización del currículo de acuerdo a los resultados que arroja una evaluación inicial que se le realiza al estudiante. Como consecuencia, los estudiantes pueden aprender a su propio ritmo mediante un programa que se adapta a sus necesidades específicas y al nivel educativo con que cuentan.

 

Los cursos que reciben los estudiantes refuerzan la teoría detrás de la práctica repasando los conceptos teóricos antes, durante y luego de la ejercitación, independizando el aprendizaje de la presencia del profesor. Este hecho es beneficioso especialmente para estudiantes del área rural que pueden seguir aprendiendo y mejorando fuera del horario de clase.

 

El programa APCI se encamina exclusivamente a disminuir la brecha existente entre el aprendizaje y el juego, lo moderno y lo tradicional, lo innovador y lo conservador, lo local y lo mundial, formando personas capaces de experimentar un mundo “conectado” que revoluciona día a día los alcances del conocer y el aprender. El APCI también es una guía efectiva para la gestión educativa del maestro, ya que mediante sus reportes, le permite determinar como el alumno avanza. Así también, el APCI permite comparar promedios académicos de grados, escuelas, parroquias, cantones, provincias y regiones.

 

 

¿Se alían con organizaciones y empresas para promover el talento y la educación?

E.dúcate desde el año 2003 hasta la presente fecha ha trabajado en cooperación con todos los actores de la sociedad local, nacional y agentes internacionales; es preciso indicar que nuestros más grandes alcances lo hemos logrado bajo las alianzas públicos – privadas. Actualmente, uno de las mayores cooperaciones la realizamos entre el Municipio de Guayaquil y la Sociedad Empresarial, mediante la promoción un programa de Responsabilidad Social, Dona tu Compu que tiene como objetivo posicionar dentro de las empresas y la sociedad civil en general, la sostenibilidad de la conectividad digital en las escuelas del cantón Guayaquil, con la finalidad de que sean parte de la educación de niños de menos recursos económicos, apoyando un planteamiento concreto como el Proyecto Más Tecnología.

 

Otro de los Proyectos que tuvo excelentes resultados en la alianza público - privada, fue Jóvenes Productivos, donde participaron, en su mayoría, empresas del sector turístico acogiendo a los jóvenes capacitados para la realización de pasantías y posterior inserción laboralEn general, creer que las organizaciones son autosuficientes para la ejecución de sus planes es un error, estos logran mayores y mejores alcances cuando se los realiza en cooperación y bajo alianzas estratégicas que dan un valor agregado a cada una de las acciones que se ejecutan.

 

 

¿Cuáles son los retos u objetivos de la Fundación Edúcate en los próximos años?

En el Ecuador se han dado distintos cambios a las leyes y políticas públicas que rigen la participación de las organizaciones sociales, por ende todas en general deben buscar la forma de seguir fortaleciéndose tanto de manera interna como externa y así poder enfrentar los nuevos retos; tanto a nivel de cumplimiento de leyes y obligaciones; así como el cumplimiento de los objetivos que cada una tiene.

 

Fundación E.dúcate tiene un serio compromiso con el fortalecimiento del talento humano de la sociedad y la educación, ambiciona una sociedad equitativa, donde a través del acceso igualitario a la educación y a la tecnología, todos puedan contribuir y participar del desarrollo económico y social del país. En el corto y mediano plazo seguirá trabajando junto con las alianzas públicos – privadas; hasta el 2018 se continuará con Más Tecnología, tanto en escuelas particulares populares como en colegios fiscales; Jóvenes Productivos en el 2016 entrará en una nueva fase de ejecución, entre otros proyectos que se irán implementando paulatinamente.

 

El futuro del desarrollo de las localidades se encuentra en las alianzas y el trabajo en equipo que sus miembros realicen, bajo el intercambio de experiencias, la participación y la ejecución de proyectos o programas bajo la premisa de asociatividad y hacia allá es donde apunta E.dúcate, seguir ejecutando programas innovadores contribuyendo al Plan Nacional del Buen Vivir, donde se encuentran enmarcado las áreas de trabajo en los cuales el Gobierno Nacional apunta fortalecer.